top of page

Consejos para que los videojuegos no acaben con la buena visión de tus hijos

En ocasiones, la exposición a este tipo de videojuegos puede sacar a relucir un problema de visión antes desconocido. Según el Instituto de Optometría de la Universidad de Illinois, si en el momento en el que se juega sufrimos algún tipo de mareo, náusea o malestar, podemos estar ante los síntomas de estrabismos, forias (desviaciones latentes), ojo vago y entre otras patologías.

Ordenadores, móviles, tablets… Los videojuegos en particular, ejercen una poderosa atracción sobre los pequeños. Intentar apartarles de ellos, además de inútil, supondría negarles la inmersión en esta era digital a la que pertenecen. ¿Cómo enseñarles a que convivan con ellos de forma sana?


Un tercio de los niños que acuden a un centro óptico lo hacen por haberse “pasado” con los videojuegos. Cuando esto sucede, el pequeño manifiesta determinados síntomas:

  1. Dolor de cabeza

  2. Picor de ojos

  3. Exceso de lágrimas

  4. Parpadeo constante

  5. Fatiga visual

Pero los videojuegos también tienen su parte buena:

  1. Mejoran la coordinación ojo- mano y los reflejos

  2. Estimulan la capacidad de reflexión

  3. Desarrollan la memoria y la visión espacial

  4. Potencian la atención

  5. Hacen que el niño se familiarice con el manejo de los ordenadores

Para reducir los perjuicios y maximizar los beneficios conviene:

  1. Limitar el uso de los videjuegos a una hora al día, a ser posible, no seguida. También se puede limitar el tiempo por partidas

  2. Jugar con el niño para conocer los pros y contras del juego y evitar que se aísle

  3. Poner la pantalla en un brillo y contraste intermedio

  4. Favorecer los videojuegos en pantallas grandes, como la tele o el ordenador, frente a pantallas pequeñas que obligan a forzar más la visión.

0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Historia de la cirugía refractiva

La cirugía refractiva que se practica en la actualidad, requirió de muchas pruebas y avances tecnológicos para llegar a lo que es hoy. Para que comprendas mejor lo que te vamos a contar, te explicamos

Comments


bottom of page