top of page

Pestañas, la protección natural de nuestros ojos

Sabemos que en algún momento te has preguntado para qué sirven las pestañas y si es normal que se caigan. Por eso, hoy vamos a resolver esas dudas.

Las pestañas están conformadas por queratina que las hace flexibles y resistentes. Ellas actúan como protectoras y evitan que el polvo, las bacterias y la contaminación del aire entren en contacto con nuestros ojos. Además, también nos protegen de los rayos solares, los efectos de la radiación y la lluvia.

Son sensibles y tienen un ciclo de vida, por lo que se renuevan con regularidad. Por eso, es normal perder unas 5 pestañas por día y esperar alrededor de 5 semanas a que crezcan nuevamente.

Sin embargo, hay que estar pendientes de su caída, pues puede ser indicio de algún problema ocular. Por ejemplo, puede deberse a orzuelos, inflamación de las glándulas del párpado, infecciones, bacterias u hongos. Incluso, que se caigan puede ser a causa de otras patologías como:

● Irritación

Puede ser causada por no desmaquillarse y por no retirar las pestañas postizas. Al igual que por alergia a la pestañina y a los productos de las extensiones de pestañas.

● Blefaritis

Inflamación, ardor, enrojecimiento en los párpados y problemas crónicos en los folículos de las pestañas como formación de caspa o costras son síntomas de la blefaritis. Es provocada por la obstrucción de algunas glándulas del borde de los párpados.

● Tricotilomanía

Por estrés, trastornos emocionales y psicológicos las personas desarrollan la manía de arrancarse las pestañas, el cabello o demás vellos del cuerpo.

● Enfermedades autoinmunes

Algunas enfermedades inmunológicas pueden afectar la piel y por tanto también los párpados y las pestañas causando su caída.

● Cáncer en la piel del párpado

Perder más pestañas de lo normal puede ser una señal de esta enfermedad y te puedes dar cuenta de ello porque su crecimiento se detiene, especialmente en algún sitio de irregularidad del párpado.

¿En qué casos es importante consultar el médico?

  1. Pérdida de pestañas en los dos párpados fuera del promedio normal.

  2. Si pierdes vello en tus cejas y además se te cae el cabello.

  3. Si tienes picazón, enrojecimiento o descamación en la piel de los párpados.

  4. En el caso de que sientes presión alrededor de los ojos y tu visión empiece a fallar.

Cuida tus pestañas y tu salud visual

Para mitigar los riesgos te recomendamos lavar tu cara y tus párpados diariamente con un jabón suave y abundante agua. Evitar el uso de lociones o acondicionadores para humectar pestañas, ya que las glándulas de los párpados las lubrican naturalmente.

Si quieres tener unas pestañas fuertes y abundantes, una dieta balanceada en proteínas, frutas, vegetales y hierro es ideal.

Recuerda que la prevención es la mejor cura. Si notas alguna anomalía, visita al oftalmólogo y sal de dudas.

Aprende más sobre tu visión en nuestras redes sociales:

7 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page