Clínica Clofan

¡Bienvenido a la Clínica Oftalmológica de Antioquia - Clofán!

Historia de la cirugía refractiva

Historia de la cirugía refractiva

La cirugía refractiva que se practica en la actualidad, requirió de muchas pruebas y avances tecnológicos para llegar a lo que es hoy.

Para que comprendas mejor lo que te vamos a contar, te explicamos cómo está compuesta la córnea y cuáles son los defectos refractivos:

La córnea está compuesta por seis capas que te enumeramos desde la más superficial hasta la más profunda:
  • Epitelio.
  • Membrana de Bowman.
  • Estroma.
  • Capa de Dua.
  • Membrana de Descemet.
  • Endotelio.
Defectos refractivos
Miopía:

Se debe a que la córnea tiene una curvatura mayor o el ojo es demasiado largo, por eso las imágenes lejanas no se logran ver bien.

Hipermetropía:

Ocurre cuando la córnea es muy plana o el ojo demasiado corto, de esta manera las imágenes cercanas no se logran enfocar.

Astigmatismo:

Aparece cuando la córnea, el cristalino o ambos tienen una curvatura irregular. Esto impide que las imágenes cercanas y las lejanas se enfoquen de manera correcta.

Al inicio, cuando los oftalmólogos realizaban operaciones oculares, notaban que al hacer incisiones en la córnea, los defectos refractivos mejoraban.

De esta manera, se inició la observación minuciosa de los cambios que se obtenían de las cicatrices corneales accidentales y quirúrgicas. Inicialmente, en 1869, el oftalmólogo holandés Hermen Snellen propone realizar incisiones en la córnea para corregir el astigmatismo y Schiotz es quien da el primer reporte de una cirugía refractiva en 1885.

En 1896, Lans hacía su doctorado en la Universidad de Leiden, la institución de educación superior más antigua de Holanda. Allí, realizó un estudio sistemático para definir los principios de la queratotomía. En 1898 realizó la primera descripción del manejo del astigmatismo corneal mediante un artículo que describía cómo los cortes en la córnea cambiaban el poder refractivo del ojo.

La cirugía refractiva en el siglo XX

Posteriormente, entre 1939 y 1953, Sato en Japón, modificando la técnica descrita por Lans, realizó cortes radiales en la cara anterior y posterior de la córnea, logrando disminuir la miopía. Sin embargo, gran parte de los pacientes desarrolló complicaciones.

A estos cortes radiales se le asignó el nombre de Queratotomía radial, procedimiento que consiste en la realización de cortes en la córnea para corregir su curvatura. Mediante esta técnica, el doctor Lans confirmó que las incisiones influían en el mejoramiento de defectos refractivos.

Después de aproximadamente tres años de observación y ensayos, el doctor Sato determinó que la queratotomía era una opción para corregir el astigmatismo y la miopía. Sin embargo, debido a los cortes profundos, la mayoría de casos terminaron en ceguera.

Ya en la década del 60, el doctor ruso Svyatoslav Fyodorov, introdujo diversas novedades para el tratamiento de enfermedades. Por ejemplo, se dice que implantó el primer cristalino artificial y realizó una de las primeras operaciones para tratar el glaucoma.

De la misma manera, su prestigio médico creció con su técnica para mejorar la miopía. A diferencia del doctor Sato, Fyodorov realizó incisiones precisas y más superficiales cerca de la córnea. Como te contamos, las incisiones modifican la curvatura de la córnea cuando cicatrizan.

Teniendo en cuenta las consecuencias de la técnica de Sato, el procedimiento de Fyodorov generó mucha desconfianza. Sin embargo, obtuvo gran popularidad. Así, se convirtió en pionero de la queratotomía radial. Además, sentó las bases para la cirugía refractiva que se práctica en la actualidad.

En 1980 los Institutos Nacionales de Salud (National Institutes of Health, NIH) patrocinaron un estudio para determinar los efectos adversos de la queratotomía radial. De esta manera, encontraron que el procedimiento podía ocasionar visión borrosa y dolor continuo. Además, el tiempo de recuperación alcanzaba los seis meses.

La cirugía refractiva en la actualidad

Por estos antecedentes, en la década del 80 se implementó el láser para moldear la córnea. Se inició con el Excimer Láser con el que Seiler realizó el primer tratamiento en un ojo humano ciego. Asimismo, a los tres años la Dra. Marguerite McDonald realizó la primera intervención en un ojo miope. A este procedimiento le dieron el nombre de queratectomía fotorefractiva (PRK) y fue aprobado por la FDA en 1996.

Finalmente en 1990 se desarrolla la queratomileusis in situ asistida por láser (LASIK). Dicho procedimiento es el resultado de la combinación de varias técnicas y permite corregir defectos refractivos más elevados. Este tipo de cirugía refractiva consiste en levantar un lentículo corneal para aplicar láser y posteriormente incorporarlo nuevamente a la superficie corneal.

A medida que se popularizaba el procedimiento, se afinaban las técnicas y las herramientas para que cada vez fuera más seguro y con menos efectos secundarios.

En la actualidad, la cirugía refractiva puede realizarse mediante láser o con implante de lentes intraoculares. Estos últimos son especialmente utilizados para personas con presbicia.

En la Clínica Clofán te ofrecemos la última tecnología para cirugía refractiva láser e implante de lentes intraoculares. Recuerda que tu cita de valoración no tiene costo.

¡Ingresa aquí y solicítala!

Translate »