Clínica Clofan

¡Bienvenido a la Clínica Oftalmológica de Antioquia - Clofán!

Como afectan los monitores tu salud visual

Descubre el daño que puede hacer a tus ojos la larga exposición a la luz del monitor.

La masificación del consumo de equipos electrónicos se ha vuelto un asunto cotidiano, especialmente en el caso de los computadores, tablets y celulares inteligentes, lo que ha causado también un aumento proporcional en las enfermedades refractivas.

Muchos de los monitores emiten radiaciones ionizantes y no ionizantes, es decir, luces como los rayos X y rayos ultravioleta respectivamente, que pueden ocasionar daños al tener una observación prolongada, sumado a posibles cargas electrostáticas de los mismos.

Además, estos equipos no solo se usan en casa, sino también en el trabajo, debido al nivel tecnológico de las empresas de hoy. Por esta razón, las computadoras son los dispositivos que más afectan la salud visual, pues las personas se ubican a una distancia muy corta del monitor por periodos prolongados de tiempo.

El diagnóstico más frecuente como resultado de estos casos es el Síndrome de Fatiga Visual por Computadora (SFVC) y sus síntomas más comunes son: visión borrosa, visión doble, lagrimeo, fatiga, fotofobia, dolor ocular, sequedad y rojez. También existen otros síntomas como vértigo, dolor de cabeza, náuseas, rigidez en las extremidades y cara rojiza, aunque son menos frecuentes y muchas veces se encuentran asociados a males adicionales.

En el caso de las enfermedades oculares, las que más se presentan son la miopía, hipermetropía y astigmatismo, que se solucionan con el uso de gafas recetadas o el sometimiento a una cirugía refractiva.

No obstante, no es la pantalla la única causa de los síntomas y enfermedades oculares, también influyen la mala iluminación del lugar de trabajo, reflejos, mala ventilación y excesivas jornadas laborales sin realizar pausas pertinentes.

El parpadeo promedio del ser humano es de 15 a 20 veces por minuto; sin embargo, al estar frente al monitor esta cantidad se reduce a 5 veces por minuto, produciéndose la ruptura de la película lagrimal, con un aumento de la abertura palpebral ocasionando una mayor evaporación de la lágrima.

Hay que aclarar que estas actividades no ocasionan ceguera total ni daño permanente de la visión, pero sí pueden generar molestias y disminuir  el rendimiento laboral. Es aconsejable que, si pasa mucho tiempo frente a una pantalla, se practique un examen oftalmológico periódicamente.

Para reducir el efecto negativo en sus ojos, ajuste bien su distancia con el monitor entre 20 y 25 pulgadas, revise que tenga una altura adecuada bajo el nivel de los ojos, que sea una pantalla limpia y de alta resolución, realice ajustes en el contraste del monitor que le permitan leer con claridad los caracteres y, si es necesario, use lentes diseñados para computadoras.

Son muchos los consejos que sirven para optimizar las condiciones a la hora de consumir los equipos con monitores y que ayuden a reducir el impacto negativo a la hora de interactuar con los mismos.

Vigile que la iluminación y humedad ambiental del lugar donde se encuentra el equipo sea la adecuada, además de eliminar los reflejos de las ventanas y de igual manera utilizar filtros antireflectantes.

También es recomendable realizar ejercicios oculares como desviar los ojos hacia los lados, de arriba a abajo y viceversa unas 20 veces, para proveer al ojos del descanso que necesitan, pues de esta manera es posible prevenir el SFVC. En caso de padecer de sequedad ocular, es importante tener a mano medicamentos hidratantes como lágrimas artificiales.

Si sientes que presentas síntomas de SFVC o trabajas frente a un monitor por largas horas, no dudes en contactar a nuestros especialistas de CLOFAN en nuestras redes sociales de Facebook, e Instagram, el PBX +57(4) 444 0090 o en www.clofan.com/web/especialistas.

Translate »